En este artículo quiero dar una serie de buenas prácticas a la hora de elegir un hosting profesional.

  • Jamás tengas seas tu propio hosting.

Crees que tienes capacidad para asegurar un suministro ininterrumpido de energía?  y cuál es la calidad y capacidad de tu canal de conexión a Internet.? Dispones de la infraestructura necesaria para catástrofes (extinción de incendios, inundaciones, etc…)? Dispones de recambios para fallos de Hardware? y de los conocimientos suficientes para mantener un sistema seguro?

El gasto en suministros suele multiplicar por 5 al precio de un buen hosting. Y además y lo más importante, trasladarás la responsabilidad a otros

  • Huye de los hostings baratos. ¿Por 5 Euros al año que esperas conseguir?

Arriba he nombrado sólo algunos de los gastos que debes tener para mantener un servidor en tu casa, ahora imagínate lo mismo, pero con varios empleados que hacen monitorización 24 horas 365 días al año. más mantenimientos profesionales de sistemas de refrigeración  extinción de incendios y otros. Y por si fuera esto poco, estos sistemas profesionales suelen ser redundantes, así que multiplica todo por dos.

  • ¿Soporte?

Cuando estás trabajando a veces no puedes esperar, muchos pequeñas y dudosas empresas de hosting dicen tener soporte 24 x7 x365, haz la prueba antes de contratar, manda un correo a soporte técnico o haz una llamada y comprueba el tiempo de resolución de incidencias. Puedes pensar que no importa esperar uno o dos días a resolver un problema, pero tal vez tu cliente no piense eso y para él, la responsabilidad es únicamente tuya.

Por último en este aspecto, es importante destacar que grandes compañías del sector tienen unos grandes centros de atención al usuario, pero la calidad deja mucho que desear.

  • No cuanto más caro es mejor.

Tampoco tiene por que ser el proveedor más caro el mejor, muchas veces depende del volumen de trabajo de este proveedor cuanto más podrá ajustar su precio. En otras ocasiones pagamos por servicios que no vamos necesitar, incluso pagamos las campañas en TV de algunos famosos proveedores.

  • Ten claras las necesidades de tu web. 

No es lo mismo una web personal sobre una afición o un blog que una web  para un cliente. Seguramente a ti no te importe gastar unos eurillos menos a cambio de perder soporte o velocidad. Pero para una empresa esto es así? que imagen da una empresa cuya web siempre esta offline o la velocidad de carga deja mucho que desear? Y si desarrollas aplicaciones web, puede parar una negocio de trabajar por un problema de hosting que se podría solucionar con 40-60 euros anuales? estás dispuesto a perder un cliente?

  • Busca una buena conectividad. 

A veces nos cegamos con ofertas de 10 dominios gratuitos, capacidad de disco ilimitada, infinitas cuentas de correo… Pero que transferencia tenemos? que ancho de banda garantizado tenemos?, depende la el tipo de sitio o aplicaciones web que tengamos necesitaremos unas características u otras, esto se debe tener presente desde un principio y sobretodo hacer una análisis de las expectativas de crecimiento, a veces realizar una migración puede conllevar tanto trabajo como la realización del proyecto.

  • Con cuanta gente compartes servidor? qué política sigue tu proveedor?

Tu hosting compartido es económico  pero con quién compartes? con una web de descarga de software pirata? que tráfico consumen tus compañeros de hosting? que tipo de herramientas y aplicaciones tienen instaladas? están actualizas? Tienes spammers enviando publicidad desde tu misma ip?

Que política de seguridad sigue tu proveedor? y de explotación? Admite cualquier tipo de web? tanto de videos, malware, software pirata, sexo?

  • Aspectos legales

Tu proveedor de hosting cumple con los requisitos legales para operar en España? te puede hacer factura? puedes pedir responsabilidades? y si desaparece a la semana con tu dinero y tus aplicaciones web?.

Recuerda que dependiendo de los requisitos legales de tu país podrás almacenar o no datos personales en servidores externo o que deberás inscribirlos en ficheros de datos. revisa la LOPD y la LSSI

¿cómo elegir un buen hosting compartido o hospedaje?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: