Cada día encontramos nuevos problemas TIC al llegar a nuestros negocios, como jefes de equipo o pequeños empresarios debemos tomar la decisión de reparar o sustituir nuestro equipamiento.

Por si esto no fuese suficiente, debemos mejorar la productividad de nuestros empleados especialmente en un momento de recesión económica como éste.

La mayoría de las ocasiones estas decisiones no tendrán mayores repercusiones ni necesitarán una gran inversión, normalmente en estos casos estaremos hablando de incidencias en periféricos y hardware en general.

El problema se plantea cuando tenemos que hacer una inversión en hardware importante o migrar de un sistema a otro, bien sea cambiar de ERP, CRM o sistemas de producción. Para estos casos el análisis por parte del responsable se hace imprescindible. Nosotros recomendamos solicitar siempre opinión a nuestra empresa de confianza de soluciones TIC, pero en cualquier caso os remitimos un mínimo pautas a seguir que deberemos ponderar según su peso.

  • Estudiar las necesidades informáticas y el crecimiento de la empresa en los últimos 36 meses.
  • Estimar el posible crecimiento a medio-largo plazo.
  • Analizar el mercado al que van dirigidos nuestros productos o servicios y sus posibles variaciones.
 Hemos de valorar que los precios en hardware disminuyen de manera muy drástica con el paso del tiempo y las prestaciones del equipamiento aumenta de manera exponencial, en la mayoría de las ocasiones será preferible actualizar el equipamiento a nuestros empleados cada 4-5 años con equipos con prestaciones comedidas. Para el 90% de las pymes con equipos de gama media es suficiente, excluyendo de estos casos equipos dedicados a tareas muy especificas (retoque fotográfico y edición multimedia, simulación, computación, etc…)
En software encontraremos en el mercado muchas aplicaciones sin coste o con pequeño coste que podremos adaptar con ayuda de profesionales a nuestra empresa y que harán aumentar la productividad de manera muy significativa. Muchas empresas no necesitan soluciones  de  más de 10.000 €  en software ya que en el mercado encontraremos algunas aplicaciones que serán suficientes incluso en  un escenario de crecimiento, por tan sólo 10% del coste.

 

 

 

Los límites de inversión en la empresa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: