Disco SSDLos dispositivos de almacenamiento SSD no son algo nuevo, hace años estos salieron masivamente al mercado a través del mítico nettop ASUS eee, pero no terminaron de cuajar debido a su alto coste por GB en comparación con los discos duros tradicionales (HD). Actualmente solo suelen aparecer en configuraciones de  equipos de gama alta.

Para que nos hagamos a la idea acerca de la diferencia de precios entre ambos dispositivos, podemos encontrar en el mercado dispositivos tradicionales HD por 78€ 1TB (aproximadamente 0.08€ por GB) y dispositivos SSD por 178€ 64GB (aproximadamente 2,78€ por GB), ¡un precio casi 35 veces superior!

¿Con estas diferencias interesa adquirir un dispositivo SSD?

La respuesta es bien sencilla, en términos generales respuesta es no. Pese a que cada día van apareciendo dispositivos más asequibles, estos no llegan a ofrecer un gran precio por GB ni las grandes características técnicas presentes en los SSD de gama media/alta.

Ahora bien, conforme se vaya produciendo la bajada de precios de los SSD, estos se irán imponiendo irremediablemente a los HD en un mercado doméstico sin inmensas necesidades de almacenamiento debido a las mejoras presentes en estos dispositivos. El mercado profesional es otro cantar. Los costes por GB de los dispositivos de almacenamiento es crucial. Hace poco leíamos acerca de un nuevo uso de un tecnología existente impulsado por Intel y la Universidad de California que promete duplicar la capacidad de los HD actuales, por lo que consideramos que estos no se encuentran ni mucho menos heridos de muerte, pese lo que pueda parecer viendo la siguiente tabla, de elaboración propia, donde indicamos las mejores características de ambas tecnologías:

SSD HD
Tiempos de acceso casi inmediatos Precio por GB
Velocidades de lectura/escritura rozando los límites SATA2
Totalmente silenciosos
Sin piezas móviles
Menor calentamiento y consumo energético
Posibilidad de soldar la memoria en placas

Como conclusión podemos afirmar que los SSD son claramente el futuro de los dispositivos de almacenamiento pero que tienen que salvar el escollo del precio para poder desplazar totalmente a los HD actuales. Pese a eso y para los que ya queráis disponer de esta tecnología en vuestras casa podéis combinar ambas tecnologías en vuestros equipos usando un SSD de poca capacidad, con 40GB es más que suficiente, para albergar vuestro sistema operativo y un HD complementario de mayor capacidad para albergar vuestros datos.

Pero puestos a recomendar y teniendo en cuenta que es bastante habitual la presencia de varios ordenadores, media center, nettops… siempre nos ha gustado la idea de mantener el SO y unos pocos datos personales en un SSD de capacidad media/baja centralizando toda la información en un NAS configurado en Raid1 para disponer de acceso a la misma desde cualquier dispositivo con conexión a la red interna de la casa y con cierta protección frente a la pérdida de información.

Dispositivos de almacenamiento SSD, ¿realmente interesan?
Etiquetado en:

2 thoughts on “Dispositivos de almacenamiento SSD, ¿realmente interesan?

  • 11 de Marzo de 2010 a las 17:20
    Enlace permanente

    ¿Es necesaria para los usuarios domésticos o para aquellos profesionales alejados del mundo multimedia capacidades de 1 o 2 TB? Para trabajar, los discos SSD hoy en día ofrecen una mejor experiencia frente a la computadora. Con una capacidad de 64 GB es suficiente para cualquier netbook o portátil y cada día más contamos en nuestras casas con almacenamientos secundarios para nuestras películas, fotografía y música.

  • 12 de Marzo de 2010 a las 19:23
    Enlace permanente

    @gilr3 totalmente de acuerdo, larga vida a los NAS !!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: